C\ Fueros 26 - 1º Oficinas

¿Que es?

La cirugía oral es el más antiguo de los tratamientos reconocidos en odontología y como parte de ella le concierne el diagnostico y el tratamiento quirúrgico de las enfermedades, anomalías y lesiones de los dientes, de la boca, los maxilares y de sus tejidos adyacentes.

 

La cirugía oral incluye: 

Extracción de cordales (muelas del juicio)

Es la intervención más frecuente en cirugía oral. Entre las muchas indicaciones para la extracción de estas piezas, la más común es la falta de espacio en la mandíbula para su correcta erupción. Esta afección puede producir daños en las piezas vecinas o apiñamientos dentarios, así como problemas de inflamación en la encía, que puede generar una infección crónica en la encía circundante.

 

Extracciones dentarias complejas

A veces una extracción dentaria puede ser complicada desde el punto de vista quirúrgico. Por ejemplo si el paciente padece enfermedades sistémicas importantes, sufre trastornos de la coagulación, si las piezas dentarias están destruidas, etc. En tal caso, el cirujano oral aporta su habilidad quirúrgica para solucionar el problema.

 

Cirugía preprotésica

Son intervenciones que se realizan previamente a la colocación de una prótesis. Consisten en el acondicionamiento de la encía o del hueso maxilar o mandibular para facilitar una correcta adaptación de la prótesis.

 

Cirugía de los frenillos

Cuando los niños sufren patologías del habla, malposiciones dentarias (dientes separados), motivadas por los frenillos bucales o linguales, es necesaria una pequeña intervención. Estas cirugías son de muy corta duración, con anestesia local y solucionan problemas que podrían tener una mayor trascendencia en la edad adulta.

 

Extracción de quistes y tumores benignos

Los quistes situados en el interior de los huesos maxilares o de la mandíbula son bastante frecuentes. Sus causas son diversas: pueden provenir de infecciones en dientes en mal estado, de dientes retenidos en el hueso, etc.

En estos casos es indispensable la intervención quirúrgica para la extracción del proceso, eliminando las molestias que generan y posibles complicaciones.

 

Reconstrucción ósea para la posterior colocación de implantes 

En determinados casos es necesario realizar injertos óseos en altura o en anchura para poder colocar implantes dentales en lugares donde originalmente no había suficiente hueso.